Mujeres Ejemplares

mercedesMercedes Fórmica

Falleció en Málaga el 22 de abril de 2002, víctima de la enfermedad de Alzheimer. Esta escritora y abogada ejerció siempre su profesión enfrentándose a la situación jurídica de la mujer en España, aunque las feministas la ignoraron, y la ignoran, porque fue falangista poniéndole además el sello de fascista sin que nadie se molestara en averiguar si lo era o no. Que también escribió que José Antonio era un hombre de Derecho, no un hombre de derechas; y que ante la muerte que ya presentía no muy lejana, dijo que tenía fe y que para ella la religión le había aportado la esperanza y la explicación del objetivo de su vida.”
Jutta Burggraf: Intelegente, Culta y odiada por las feministas. Lucho por los derechos de la mujer desde el movimiento ProVida. ¡Se Puede!

Jutta Burggraf

  • Licenciada en Pedagogía y Psicopedagogía por la Universidad de Colonia (1975).Opus Dei - Azken urte hauetan hitzaldi bat ematen
  • Doctora en Psicopedagogía por la Universidad de Colonia (1979).Licenciada en Teología por la Universidad de Navarra (1983).Doctora en Teología por la Universidad de Navarra (1984). Premio extraordinario. Mujer de gran talla intelectual. Respetada en la comunidad científica comentaba: “Si damos una mirada a los últimos siglos de nuestra historia, comprobamos que el movimiento feminista ha cambiado profundamente nuestra convivencia, tanto en la familia como en la sociedad. Estos cambios parecían, al principio, justos y necesarios; más tarde, se los ha caracterizado —con creciente preocupación— como dañinos y exagerados; y, en la actualidad, son (y quieren ser) plenamente destructivos. Se puede decir que hay tres grandes etapas, en las que se desarrolla el proceso de «liberación» de la mujer. Estas tres etapas muestran un cierto desarrollo cronológico de ideas y hechos, en Occidente. Sin embargo, no están estrictamente separadas en la realidad, sino que se encuentran intercaladas y mezcladas en muchos países. Vivimos en sociedades multiculturales, en las que se pueden observar simultáneamente los fenómenos más contradictorios. 

    Mientras perduran estas discusiones, hemos llegado a una situación completamente nueva. La actual meta ya no consiste únicamente en emanciparse del predominio masculino, ni tampoco se expresa solamente en liberarse de las funciones concretas femeninas y maternales: esto se ha querido conseguir —como hemos visto— a través de dos vías contrarias: reprimiéndolas o exagerándolas hasta llegar a pretensiones irreales“.   ConoZe.com

Sor Antonia dejó Beverly Hills, dos divorcios y 7 hijos para ser el ángel de la prisión de Tijuana.

Sor Antonia dejó Beverly Hills, dos divorcios y 7 hijos para ser el ángel de la prisión de Tijuana

Mary y Concepta, dos comadronas católicas, ponen de rodillas al abortismo británico

E-_web_religionenlibertad.com_html_imagenes_fotosdeldia_13389_connie_wood__una_de_las_parteras_victoriosasNo sólo se negaban a participar en el acto quirúrgico del aborto, sino en cualquier parte del proceso, y aunque en febrero perdieron un primer juicio ahora los tribunales les dan la razón.
Mary y Concepta son comadronas y supervisoras de parteras en Glasgow (Escocia), son católicas y se negaron a tener nada que ver con hacer abortos. Ni a dar información al médico sobre las pacientes que abortaban o querían abortar.
Ni a designar personal que se encargara de facilitar materiales para el aborto. Ni a acompañar a los obstetras en las rondas médicas que tuvieran que ver con un aborto. Ni a cubrir suplencias que implicaran atender a una mujer que pedía un aborto.  Se acogían a su derecho a la objeción de conciencia recogido en la Ley del Aborto británica de 1967. Se negaron a que el Servicio Nacional de Salud y el Hospital General del Sur de Glasgow les pudiera obligar a realizar esas actividades. Perdieron el primer juicio, sin rendirse. El Servicio de Salud de Glasgow las llevó a los tribunales, y en febrero la juez Smith determinó que esas actividades “no acaban con el embarazo de una mujer” y que no podían objetar a ellas porque estaban “suficientemente alejadas de la implicación directa“. La prensa pro-aborto saludó con alegría el resultado. Dos mujeres perseverantes.

Así , la señora Doogan, a sus 58 años, y la señora Wood, con 52, ambas con un historial multitudinario de bebés en sus brazos, pusieron de rodillas al sistema abortista en el Reino Unido, por sentirlo “moralmente repugnante” (en  palabras de la juez Dorrian), después de muchos meses
Mary Doogan, la otra comadrona tenazde soportar una dura campaña mediática contra ellas, acusándolas de “insensibles”, “fanáticas” y, sobre todo, de “católicas”.

ReL.

Mujeres cristianas asesinadas por los musulmanes turcos  en el proceso del Genocidio Armenio (Հայոց Ցեղասպանություն en Armenio [Hayots Tseghaspanoutyoun en transcripción al alfabero latino] )en 1915 por no apostatar .

La foto, conservada en los archivos vaticanos es un fotograma de la película Ravished Armenia (l’Arménie violée, 1919) y fue censurada antes de su proyección por las autoridades anglosajonas.

Asia Bibi: “Yo quiero creer en Cristo”

Asia Bibi lleva más de cuatro años en la cárcel por ser cristiana (Pakistán)
Permanece condenada a la horca por la Ley de la Blasfemia


Dorothy Day: la larga soledad de la fe

dorothy dorothy-4 dorothy-3 dorothy-2

Periodista y escritora, nacida en Nueva York en 1897. Se ha dicho de ella que es posiblemente la figura más importante del catolicismo norteamericano del siglo xx. Pero una católica practicante difícil de clasificar. Desde muy joven sintió una enorme atracción por los desheredados («yo estaba enamorada de las masas»; «los pobres y oprimidos llenaban mi corazón») y esto le llevó muy pronto a unirse como periodista a movimientos radicales. Pero al mismo tiempo, por un anhelo parecido, fue acercándose a la Iglesia católica, hasta bautizarse en ella a la edad de treinta años: «ser católico en Norteamérica no era elegante… los católicos eran la gran masa de pobres… y este hecho también me llevó a Iglesia». La contemplación de la realidad, su inmersión en ella, la permanente conmoción ante la indefensión de las mayorías la llevaron progresivamente a desprenderse de todo para poner sus talentos al servicio de los últimos y hacer que su genio periodístico despertara la conciencia pública: «Es tan poco lo que uno puede hacer… vaciar los bolsillos, dar lo que tiene… y escribir». Admirada y criticada al mismo tiempo por unos y otros. Socialistas y anarquistas respetaban su compromiso cotidiano con los pobres y su oposición al capitalismo, pero desconfiaban de su inserción eclesial. En el seno de la propia Iglesia ocurría algo parecido, generaba gran admiración su coherencia de vida y talante profético, pero no pocas veces se criticaba su radicalidad social y su pacifismo, que la llevó en distintas ocasiones a la cárcel. Ella deseaba la síntesis: sostener a un tiempo fe, esperanza, compromiso, espiritualidad, amor, militancia, revolución social. Una búsqueda hacia lo bello y lo justo para ofrecer su vida a la humanidad, el Cuerpo místico de Cristo. La Biblia, la Doctrina Social de la Iglesia, los santos y los grandes de la literatura como Dostoievski, Tolstoi, Dickens, entre otros, la enseñaron a caminar por esta difícil senda del cristianismo. Una mujer entre la perfecta pobreza de Francisco de Asís y su alegría, entre el humor y la vitalidad emprendedora de Teresa de Jesús, entre la mística de Agustín de Hipona y la introspección de Ignacio de Loyola. No fueron sus únicos referentes, pero todos ellos alimentaron su espíritu. «Tengo hambre del pan de los fuertes. Yo también tengo que alimentarme para hacer el trabajo que he emprendido. Yo también tengo que beber en estos ricos manantiales para no ser una cisterna seca, incapacitada para servir a los demás». En los años treinta, como respuesta a los males de la Gran Depresión (desempleo, desahucios, exclusión…) crea junto a Peter Maurin The Catholic Worker, un movimiento social dirigido en sentido amplio a trabajadores, pero muy especialmente a desposeídos y explotados. Desde entonces, su hogar será una de las casas de acogida del movimiento: «Yo soy madre, y la madre de una familia muy numerosa, por cierto. Ser madre es plenitud, es entrega a otros, es Amor, y, por lo tanto, es sufrimiento. Él ha hecho ‘asentar a la estéril en su casa’, madre feliz con hijos».
En sus textos y sobre todo en su autobiografía (La larga soledad), contemplamos el despliegue de su voluntad y su esperanza, el amor a los demás y a los más pobres en especial; la observamos como oyente de la Palabra; con un gusto siempre urgente por la soledad y el retiro, y un espíritu de adoración por todo. La descubrimos sosteniendo las polaridades del credo cristiano: providencia y justicia, tradición y revolución, religiosidad y política, porque todas ellas conformaron su hambre espiritual y la profunda búsqueda que orientó su vida. De Dorothy Day podemos decir con verdad lo que ella misma escribió de su amigo Peter a los pocos días de su funeral: «Su amor a Dios le hacía amar al prójimo, sacrificar su vida por los hermanos, denunciar a voz en grito los males de la época: el Estado, la guerra, la usura, la degradación del hombre, la falta de una filosofía del trabajo… Cantó las delicias de la pobreza (no hablaba de indigencia) como un medio para avanzar en dirección a la tierra, para recuperar las queridas cosas naturales de la tierra y el cielo, del hogar».Las líneas de su retrato espiritual. Dorothy Day murió en 1980. The Catholic Worker contaba entonces con 70 casas de acogida, cuatro comunas agrarias y un periódico con una tirada de 95.000 ejemplares. «Somos la escoria de todo –como decía san Pablo– y, no obstante, sabemos que hemos conseguido grandes cosas en estos cortos años, y la gloria no es nuestra. Dios ha elegido lo débil para confundir a lo fuerte, a los locos de esta tierra para confundir a los sabios».
La Iglesia la ha declarado ‘sierva de Dios’ y su proceso de canonización sigue adelante.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s